Frases matemáticas célebres

  • Si la gente no piensa que las matemáticas son simples, es solo porque no se dan cuenta de lo complicada que es la vida. John Von Neumann

jueves, 5 de mayo de 2011

El hombre que calculaba

Título: EL HOMBRE QUE CALCULABA.
Autor: Malba Taham
Editorial: Verón Editores.
Edad recomendada: A partir de 12 años.

En el libro se narran las aventuras por exóticas tierras árabes de Beremiz, un hombre dotado con una habilidad especial  para el cálculo. Ambientado en tiempos remotos, la historia está narrada por un compañero de viaje de Beremiz. En el libro encontramos distintas aventuras con acertijos matemáticos que son resueltos en un tono educado y humilde. Aquí os presentamos una de los problemas a los que se enfrenta Beremiz, un mercader que vende melones y tiene un problema para devolver el dinero a sus proveedores:  

Pag. 80. 
Los dos hermanos, Harim y Hamed, me encargaron que vendiera en el mercado dos partidas de melones. Harim me entregó 30 melones que debían de ser vendidos por el precio de un dinar. Hamed me entrego también 30 melones para los que estipulo un precio más caro: 2 melones por un dinar. Lógicamente una vez efectuada la venta Harim tendría que recibir 10 dinares, y su hermano 15. El total de la venta seria pues 25 dinares.
Sin embargo, al llegar a la feria, apareció una duda ante mi espíritu.
Si empezaba la venta por los melones más caros, pensé, iba a perder clientela. Si empezaba la venta por los más baratos, luego iba a verme en dificultades para vender los otros treinta. Lo mejor, única solución para el caso, era vender las dos partidas al mismo tiempo.
Llegado a esta conclusión, reuní los sesenta melones y empecé a venderlos en lotes de 5 por 2 dinares. El negocio se justificaba mediante un raciocinio muy simple: Si tenia que vender 3 por 1 y luego 2 por 1, sería mas sencillo vender 5 por 2 dinares.
Vendidos los 60 melones en 12 lotes de 5 cada uno, recibí 24 dinares. 
¿Cómo pagar a los hermanos si el primero tenía que recibir 10 y el segundo 15?
Había un diferencia de un dinar. No sé como explicarme esta diferencia, pues, como dije, el negocio fue efectuado con el mayor cuidado. ¿No es lo mismo vender 3 por 1 dinar y luego 2 por otro dinar que vender 5 por 2 dinares?


El problema se resuelve fácilmete por el hombre que calculaba. ¿Sabrias encontrar donde está el error en las cuentas?. 

2 comentarios:

  1. el problema me ha parecido muy bien y era complicado

    ResponderEliminar
  2. el problema me ha parecido muy bien era muy divertido

    ResponderEliminar